Una variedad de sugerencias de Osho acerca de cómo estar al lado de una persona que está muriendo.

Being with the other at their death meditation at OSHO Sammasati

Participa: Medita

Medita mientras alguien está muriendo: ve, observa, mira. Siéntate al lado de esa persona que está muriendo. Siente, participa en su muerte. Medita profundamente con esa persona que muere.

Y cuando una persona está muriendo hay una posibilidad de probar la muerte, porque cuando una persona está muriendo libera mucha energía desde el chakra svadhishthan… Tiene que liberar porque está muriendo. Toda la energía reprimida en el chakra svadhishthan se liberará porque se está muriendo; si no se libera no podrá morir. De manera que cuando un hombre o una mujer muere, no pierdas esa oportunidad.

 

Si estas cerca de una persona que se está muriendo, siéntate en silencio, medita en silencio. Cuando la persona muere, una explosión repentina de energía estallará por todos lados, y tú puedes probar el sabor de la muerte. Y eso te traerá una gran relajación.

Sí, la muerte sucede, pero nadie muere.

Sí, la muerte sucede,

pero en realidad la muerte nunca sucede.

(Osho: The Tantra Experience)

 

Cuando alguien se está muriendo y su muerte es inminente… las personas que pueden entrar en una meditación profunda deben sentarse alrededor, deben ayudar a esa persona a morir, y deben participar en su ser cuando desaparece en la nada. Cuando alguien desaparece en la nada, se libera gran energía. Se libera la energía que estaba ahí rodeándolo. Si estas en un espacio de silencio alrededor de esa persona, emprenderás un gran viaje. La persona está liberando una gran energía de forma natural; si puedes absorber esa energía, tú también de alguna manera morirás con esa persona. Y podrás ver lo definitivo – el origen y la meta, el comienzo y el fin.

                                                                                                                  (Osho: The Heart Sutra)

 

Estate en silencio; se respetuosa/o

Cuando la muerte está ahí debes ser muy respetuosa/o porque la muerte no es un fenómeno ordinario, es el fenómeno más extraordinario en el mundo. No hay nada más misterioso que la muerte.

 

La muerte alcanza el centro mismo de la existencia,

y cuando una persona está muerta

te estás moviendo en una tierra sagrada.

Es el momento más divino que pueda existir.

 

No, no se puede permitir la curiosidad. Es una falta de respeto. Necesitas estar en silencio. Si puedes estar en silencio cuando la muerte este ahí repentinamente verás muchas cosas, porque la muerte no solo significa que una persona deja de respirar. Muchas cosas están pasando. Cuando una persona muere su aura empieza a disminuir. Si estás en silencio lo puedes sentir – una fuerza de energía, un campo de energía vital, disminuyendo, volviendo al centro… Cuando llega al ombligo se transforma en una energía o luz concentrada. Si estás en silencio la puedes sentir y sentirás una atracción. Si te sientas cerca de una persona muerta, sentirás como si una tenue brisa soplara hacia ella que te atraerá. La persona muerta está contrayendo toda su vida, el “campo” completo de todo lo que era.

                                                                                   (Osho: And the Flowers Showered)

 

Observa y estate ahí con lo que esté sucediendo

Muchas cosas empiezan a suceder cerca de una persona muerta. Si amó a una persona muy profundamente, significa que ha dado parte de su energía vital a esa persona y cuando una persona muere, de forma inmediata esa parte que ha dado a otra persona la abandona y se mueve hacia la persona que ha muerto. Es por ese motivo que cuando un ser amado fallece sientes que una parte de ti también te ha dejado, que una parte de ti también ha muerto. Ahora existirá una herida profunda, un profundo espacio…

Cuando la muerte suceda, estate en silencio. ¡Observa! Este no es el momento de hablar acerca de la muerte, es el momento de estar con ella.

(Osho: And the Flowers Showered)

 

Cólmale con tu amor

(en respuesta a una mujer que habla de estar con su madre muy enferma)

 

Estos momentos pueden ser de inmensas revelaciones. De manera que ¡sé amorosa! Todo lo que tenemos es amor. El resto es inmaterial porque está afuera; sólo el amor viene del interior.

Todo lo demás – podemos dar dinero, cosas y regalos…. no lo hemos traído, lo hemos obtenido aquí. Nacemos desnudos pero llenos de amor. Nacemos sin nada pero llenos de amor, desbordando.

Así que cuando damos nuestro amor, sólo entonces damos de verdad.

Ese es nuestro regalo, el verdadero regalo, y se puede dar

sólo cuando la muerte está ahí delante.

Así que nunca pierdas la oportunidad.

 

Puede que ella sobreviva, pero aun así tú habrás aprendido una lección de una importancia tremenda. Así que no olvides esa lección ¡porque nadie necesita pasar por una enfermedad seria para morir! Se puede morir simplemente de un ataque al corazón, en cualquier momento. Así que nunca postergues dar amor; puedes aplazar cualquier otra cosa pero no el amor. Y la persona que nunca pospone el amor, se convierte en amor, y convertirse en amor es conocer lo divino.

La muerte es una gran oportunidad.

Te arroja de vuelta a tu fuente original de amor.

 

Así que estate cerca de ella y cúbrela con la energía del amor. Si muere, morirá en un gran espacio amoroso; si sobrevive, sobrevivirá como una nueva persona. Ambos casos son perfectamente adecuados. La muerte no importa – todo lo que importa es el amor.

 

Así que sé amorosa. Si se va, se va rodeada de mucho amor, y cuando hay amor no hay muerte. ¿A quién le importa la muerte? ¡Se puede morir riéndose! Si una persona sabe que ha sido amada, puede encontrarse con la muerte con gran alegría. Si muere, muere en una tremenda paz. Si sobrevive, será una nueva persona, habrá conocido tu corazón por primera vez.

                                                                                 (Osho: The Tongue Tip Taste of Tao)

 

Libertad, Celebración

(en respuesta a alguien describiendo haber estado con un hombre moribundo que dijo, en algún momento, que era como si existieran dos personas en él  una enferma y otra sana)

 

….Puedes estar con un amigo o un pariente, tu madre, tu padre. Mientras se están muriendo, ayúdales a que se den cuenta de dos cosas: primero, que no son el cuerpo físico, lo cual es bastante simple de reconocer para una persona que se está muriendo. Segundo es un poco más difícil, pero si la persona puede reconocer lo primero existe la posibilidad de que reconozca lo segundo también que ni siquiera eres el segundo cuerpo, que estás más allá de ambos cuerpos. Eres pura libertad y pura consciencia.

 

Si la persona ha tomado el segundo paso, entonces podrás ver un milagro sucediendo a su alrededor, no sólo silencio, sino algo más vivo, algo que pertenece a la eternidad, a la inmortalidad. Y quienes estén allí presentes, se sentirán inundados con gratitud de que esta muerte no haya sido un momento de dolor, sino que se haya transformado en un momento de celebración.

Si puedes transformar una muerte en un momento de celebración

habrás ayudado a tu amiga, a tu amigo, a tu madre, a tu padre,

a tu hermano, a tu hermana, a tu esposa, a tu marido.

Les habrás dado el regalo más grande que es posible dar en la existencia.

 

… Este es el momento cuando la persona debería ser plenamente consciente de la muerte, tan extremada e impecablemente consciente que experimente pura consciencia. Ese momento se ha convertido en el momento de una gran victoria. Ahora ya no existe la muerte para esa persona, solamente vida eterna.

 

(Osho: The Razor’s Edge)

“Muere” con la persona que se está muriendo

Cuando sea que haya una muerte, acércate, involúcrate, acéptala y permite que te ocurra a ti. Cuando tu padre se esté muriendo, cuando su respiración se haga más difícil, siente y empatiza con él. Siente lo que está sintiendo, transformarte en él, y deja que la muerte también te suceda a ti. Te beneficiarás inmensamente.

Sentirás agradecimiento hacia tu padre por su vida y también por su muerte. Te dio mucho mientras estaba vivo y te dio incluso más cuando murió. Cuando tu mujer se esté muriendo, cuando tu marido se esté muriendo, acércate. Siente el latido del corazón de una amiga o amigo que se está muriendo, de tu pareja o de una persona querida. Deja que esa experiencia se convierta también en tu experiencia.

Muy lentamente, al conocer la muerte en muchos de sus aspectos,

empezarás a reconocerla como una amiga,

no como una enemiga;

sino como un gran descanso y relajación.

 

La muerte no está en contra de la vida. Sólo gracias a la muerte la vida es posible. Sin muerte, la vida no sería posible

                                                                                                 (Osho: The Razor’s Edge)

 

Enseñando a observar la respiración

(En respuesta a alguien preguntando como ayudar a morir a su abuela que está “completamente inconsciente y muy asustada”.)

 

Simplemente enséñale una pequeña meditación: a observar su respiración. Con ella recostada en su cama, siéntate a su lado y pon tu mano sobre su cabeza. Estate en quietud y silencio, de forma meditativa. La meditación es contagiosa: si estás realmente en un estado de meditación, se puede transferir. Así que siéntate a su lado, ponte completamente en silencio, coloca tu mano en su cabeza y explícale que debe observar su respiración — su respiración entrando y su respiración saliendo. Dile que si ella puede observar su respiración entrando y saliendo, se dará cuenta de que ella no es este cuerpo y que tampoco es esa respiración. Ella es la que observa y esa que observa nunca muere; es inmortal.

En el momento en que conocemos a quien observa somos inmortales.

La forma mejor y más corta de conocer

es observar la respiración, porque la respiración

es el puente que une el cuerpo con el alma.

 

Si estás observando la respiración, ya estás en la otra orilla. Observar la respiración significa que estás observando el puente – el puente que te une a tu cuerpo. El cuerpo se queda muy atrás. Entre tu cuerpo y tú está la respiración, y tú estas observando la respiración. Dado que eres tú quien está observando, estás separada de tu cuerpo. Sólo puedes observar algo si te separas de ello. Así que si en estos últimos días puedes ayudarla a observar esto, ese será uno de los más grandes regalos que le puedas dar antes de que parta, ya que así podrá partir en un silencio perfecto, en una frescura absoluta y de recogimiento- y esa es la verdadera forma de morir.

                                                                                               (Osho: The Madman’s Guide to Enlightment)

 

Luz, amor, felicidad y música

(en respuesta a una mujer cuyo compañero se está muriendo de un tumor cerebral pero que aún está consciente. Ella pregunta: ¿hay algo que pueda hacer para ayudarle?)

 

Ayúdale a morir meditativamente. La meditación es un puente entre la vida y la muerte. Es de un valor inmenso cuando la persona está viva y también de un valor inmenso cuando se está muriendo. Si meditas mientras estás viva, te mantiene fresca y desapegada; te mantiene en el centro del ciclón. Cuando una persona se está muriendo, entonces el ciclón está en su máximo. Si la persona puede permanecer todavía centrada, entonces no habrá necesidad de volver a nacer; el propósito de la vida se ha completado. Así que ve y ayúdale a estar en silencio.

 

Pon música – la música clásica será de inmensa ayuda- y dile que simplemente escuche la música. Dile que simplemente observe su respiración. Que se relaje y no pelee con la muerte, porque la muerte también es sagrada.

 

Dile que se relaje. Dile que permita que la muerte lo posea. Dile que invite a la muerte; dile que piense que la muerte no es una enemiga, sino una amiga.

 

Se tan feliz como puedas ser a su lado; esa es la única forma de decirle adiós a una persona que se está muriendo. La persona necesita un poco de luz. Se va en un largo viaje – necesita que la gente que le dé una despedida en forma de celebración.

Deja que haya música, que haya luz

y que haya risas.

Canta canciones, se amorosa

y ayúdale a que sienta

que está entrando en otro tipo de vida

— la muerte es sólo una puerta.

 

Sólo se están descartando los trajes viejos y él tendrá mejores ropas. Si puede partir riéndose, entonces le habrás ayudado realmente. Estate a su lado y ayuda de cualquier manera que puedas.

                                                                                              (Osho: Don’t Look Before You Leap)

 

Transmitiendo tu silencio y tranquilidad

Si alguien con quien tú estás muy involucrada se está muriendo – tu padre, tu madre, tu esposa, tu marido, tu hijo, hija o tu amiga o amigo – y te gustaría hacer algo para poder participar en ello….La persona se está muriendo y tú estás viva – te puedes sentar a su lado, puedes poner tu mano sobre su corazón o sostener sus manos y simplemente estar en silencio y tranquilidad. Tu tranquilidad y tu silencio se transferirán, se transmitirán. Si puedes ayudar a la persona a morir tranquilamente y en silencio, habrás realizado un acto hermoso y virtuoso. Puede que te sientas débil, cansada o extenuada pero eso no es nada, tan solo un poco de descanso y estarás perfectamente bien.

 

Así que por tu parte puedes ayudar a la persona que está muriendo a moverse hacia un mejor plano de vida, pero para eso tienes que estar en silencio y debes estar muy en paz. Entonces estas en un plano más alto y la energía puede fluir.

 

La energía fluye de la misma manera que el agua – hacia abajo. No puede fluir hacia arriba. Así que recuérdalo – que en ambos casos se puede intercambiar la energía.

Lo básico es que si amas a una persona,

entonces puedes derramar tu energía sobre ella.

Este es el momento y la última vez;

no tendrás otra oportunidad de darle un regalo.

No puede haber un mejor regalo que este,

porque este regalo puede cambiar completamente su futuro viaje.

                                                                                                             (Osho: The transmission of the Lamp)

 

Página original en Inglés

Contenido relacionado en Inglés – Por favor, utilice la herramienta de Google “Traducir esta página”

How to die consciously articles

Access Your
Free Guide